Alcalde reestructuración deuda

Reestructura de pasivos no endeudará más a Municipio: alcalde

Empalme.- La reestructuración de la deuda que busca el Ayuntamiento no endeudará más al Municipio, y por lo contrario busca tener finanzas más saludables para hacer frente a los compromisos que se tiene con los ciudadanos, manifestó el alcalde Miguel Francisco Javier Genesta Sesma.

El presidente municipal dijo que esta reestructura pretende que esa deuda que se adquirió hace dos trienios, pero que se reestructuró el trienio anterior, tenga un costo menor para los empalmenses, cuyo contrato dejó al Ayuntamiento muy ‘mal parado’ a la hora de hacer los pagos.

“Por ahí salió una versión que el alcalde quiere endeudar al municipio, pero eso está totalmente alejado de la realidad; lo que el alcalde busca como una obligación moral es que se haga una reestructuración, en la que las condiciones del contrato sean mejores que las actuales”, enfatizó.

“No vamos a pedir un solo centavo más del que ya se debe de los poco más de 69 millones de pesos de deuda que se tienen”, agregó, “porque la reestructuración va a ser sobre esos 69 millones de pesos”.

Comentó que si pidiera 10 o 20 millones de pesos, entonces sí estaría construyendo una deuda para el municipio, pero en este caso no es así, porque solo se busca que en esta reestructura se haga un nuevo proceso competitivo, en donde otro banco les ofrezca mejores garantías, con una tasa de interés más bajo.

El primer edil explicó que un objetivo es reducir el costo de la deuda, que es a 20 años, en cuando menos 30 millones de pesos; eliminar el pago de la penalización anual de más 2 millones de pesos, que se hace cada mes de julio, y buscar que las participaciones no estén tan comprometidas como lo están con el actual contrato.

Hizo énfasis que esta reestructuración de ninguna manera busca proteger al ex alcalde Carlos Gómez Cota; “esto no tiene nada que ver con eso, con el proceso que se le sigue en la Fiscalía Anticorrupción, la que en su momento le habrá de fincar responsabilidades”.

Por su parte, asesores externos brindaron una explicación técnica sobre el proceso de reestructura, con el que de acuerdo a las nuevas reglas y candados que tiene por ley, hace imposible que se incremente la deuda, pues no hay un monto adicional.

Precisaron que esta reestructuración impacta en al menos tres variables: Perfil de pagos de capital; costo medido en sobre tasa y comisiones y, afectación de participaciones.

De tal manera que se lograría eliminar la penalización de los más de dos millones de pesos anuales, que se paga en julio, y especialmente reducir de un 50 por ciento, a cuando menos el 30 por ciento lo comprometido de las participaciones, puntualizaron.